Cineastas conversaron sobre construcción de memoria desde lo audiovisual

Organizado por el Museo Interactivo Judío y el Departamento de Cultura del CIS; y gracias a la colaboración de Columbia Global Center, quienes estaban realizando un ciclo de cine femenino acerca del holocausto, se reunieron tres destacados creadores el pasado 11 de enero.

Aviva Kempner es una cineasta norteamericana, reconocida por su trabajo como documentalista con una mirada no estereotipada de los judíos, develando casos desconocidos de héroes judíos. Ha escrito, dirigido y producido diversos documentales, entre ellos “Partisanos de Vilna” del cual se habló en el encuentro. Ha recibido numerosos reconocimientos por su obra, incluyendo nominaciones a los Emmy. Además es fundadora del Festival de Cine Judío de Washington.

Gabriel Osorio es el chileno que este año nos impactó ganando el Premio Oscar por el cortometraje animado “Historia de un Oso”, mientras Macarena Aguiló, directora de arte y ambientadora de diversas películas y series de televisión, mostró parte de su largometraje documental “El edificio de los chilenos”.

La moderadora del encuentro y miembro del directorio del Museo Interactivo Judío, Patricia Politzer, destacó que para los tres creadores, el lenguaje audiovisual es una herramienta destinada a aportar y mejorar la sociedad en la que viven. “Son efectivamente tres miradas a momentos históricos dolorosos, Osorio crea una animación a partir de la detención y el exilio de su abuelo, Kempner se adentra en la resistencia de partisanos judíos en la II Guerra Mundial a partir de documentos y testimonios de los sobrevivientes de Vilna y Aguiló nos cuenta su propia historia, que es también la de otros niños que se criaron en Cuba mientras sus padres combatían contra la dictadura de Pinochet”, explica.

Durante la ronda de preguntas de la interesada y variada audiencia, un tema que se destacó fue cómo el cine puede abrir canales de comunicación liberadores tanto para las víctimas de episodios traumáticos de la historia, como para quienes fueron privados de escuchar esas historias.

Comparte este post