Museo Interactivo Judío se acoge a Ley de Donaciones Culturales del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes

Con el proyecto "Mediación de Visitas de Alumnos de Educación Media de la Región Metropolitana al Museo Interactivo Judío de Chile" presentado ante la Secretaría Ejecutiva del Comité Calificador de Donaciones Culturales, se autorizó, en agosto de 2015, que el Museo reciba donaciones de privados, tanto de empresas como de personas, quienes accederán a beneficios tributarios derivados de sus aportes.

La ley también permite realizar donaciones en especies, tanto materiales como inmateriales (prestación de servicios, por ejemplo). Las donaciones en especies no quedan gravadas con IVA. 

La aprobación del proyecto presentado por el Museo no garantiza que los fondos lleguen. Ahora es tarea del Museo encontrar interesados en financiar la iniciativa acogiéndose a la Ley de Donaciones Culturales.

“Es un gran paso para la consolidación de este espacio que es de toda la comunidad judía local para la sociedad chilena”, indicó Alejandra Morales Stekel, directora ejecutiva del Museo Interactivo Judío de Chile, añadiendo que “si bien nuestros resultados hablan por sí solos y basta con visitar el Museo para vislumbrar su gran potencial, no estamos trabajando a capacidad completa y hay proyectos de desarrollo detenidos por falta de fondos. Pero estamos recién por cumplir un año de funcionamiento”.

En concreto, a la fecha el Museo ha acercado a más de 3 mil chilenos a las respuestas sobre quiénes son los judíos, qué ocurrió durante el Holocausto y cuál es el valor de mantener la identidad de un pueblo inserto en la historia universal. El Museo es gratuito y se financia únicamente con donaciones, las que utiliza para costear los gastos asociados a la visita, entre los que se cuentan colaciones para los estudiantes, honorarios y capacitación de monitores que guían los recorridos, desarrollo de material pedagógico y gastos logísticos.

Para saber más:

 

Comparte este post